Alquiler coches Malaga aeropuerto
Fuerte hoteles

Santiesteban del Puerto

La localidad de Santiesteban del Puerto dista de Jaen capital unos 104 km, su población asciende a 4693 habitantes repartidos en una extensión de 373 km2 y unos 675m de altitud.

Santisteban del Puerto, cuna de El Condado, ha acogido en tiempos prehistóricos y como primeros pobladores de esta noble tierra a los dinosaurios, de los que aún se conservan sus huellas, se trata de icnitas localizadas en el paraje denominado "Las tres Eras"; a una distancia aproximada de 1 Km. del casco urbano junto a la carretera comarcal en dirección a Linares. Según los trabajos científicos y técnicos realizados sobre las mismas, tienen su origen en la Era Secundaria, hace unos 230 millones de años. Estas huellas, únicas conocidas de esta especie, pertenecieron a un animal vertebrado y bípedo, probablemente saltador, de la familia de los arcosáurios.

En el Paleolítico fueron habitadas por los primeros humanos según las huellas halladas al norte de este término municipal (Luis Pericot): pinturas rupestres de las cuevas del Apolinario y Morciguilla (declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) y asentamientos en otras cuevas de Sierra del Oro y Alameda, como la cueva del Romeral, Salto del Fraile, Cespera y otras. Así como los utensilios encontrados en "Escalona", al Suroeste del término municipal, con hasta 20 ejemplares de hachas pulimentadas, restos de cerámica y molino de mano propias del Neolítico (Edad del Bronce).

Posteriormente fueron los íberos, con sus tribus Oretanas (de Oretania), los que habitaron estas tierras, uno de estos asentamientos se encontraba en el Castillo de Santisteban como lo demuestran los exvotos encontrados con figura humana y una cabeza de águila, ambos en bronce, que se encuentran en la Real Academia de la Historia, o el gran número de piezas de cerámica. Pero los hallazgos más importantes se encontraron al norte del término municipal en las zonas denominadas de "Perotito" y "La Alameda", los tesoros allí encontrados adoptaron el nombre del lugar del hallazgo, el primero se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional y el segundo en el Museo Arqueológico Provincial.

Fenicios y Griegos alcazaron estas tierras de Santisteban del Puerto al que llamaron Itangi. No obstante, fue la dominación romana la que nos deja huella indeleble de su estancia, otorgando un desarrollo y esplendor a la ciudad de ILUGO (Santisteban del Puerto) sin precedentes en la historia y que condicionará los hechos históricos posteriores. Esta importancia que alcanza la Ilugo romana se debe, sobre todo, a dos hechos: Se encuentra en el límite entre la región Ulterior y la Citerior, perteneciendo a la última, y la existencia de las dos vías de comunicación más importantes: la Vía Augusta y la Vía Cartaginense, que se unen prácticamente en estas tierras. Columnas, lápidas, mosaico de la "Peñuela" que se encuentra en el Museo Provincial, monedas, capiteles, etc. que se encuentran en los museos arqueológicos provincial y local, dan muestra del esplendor alcanzado en esta época.

El siglo V conocerá la presencia en Santisteban del Puerto de la cultura visigoda, de la cual dan muestra una pila bautismal encontrada en "La Peñuela" que se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional, algunos capiteles de la iglesia de Santa María del Collado y unas hebillas visigodas que se encuentran en el Museo Británico de Londres, entre otros. Es de resaltar que con esta dominación esta localidad recibe el nombre de Sant Astiban.

Fue el siglo VIII el que conoció por estas tierras la presencia musulmana, concediendo a este pueblo, y en concreto a su castillo, una excepcional importancia por su situación estratégica y su fama de inexpugnable, que fue límite entre el reino moro y el cristiano durante muchos años. Fue Banu Habil-Mundir ben Hurayz y sus tres hermanos Habil, Amir y Umar los primeros musulmanes que dominaron estas tierras, cayendo posteriormente y en lucha interna en manos de Abd-al-Rahman III, en una de sus batallas más importantes.

La Reconquista entra en tierras de Santisteban de la mano del rey Fernando III, quien después de una larga lucha con los moros, consigue la ocupación en el año 1.226. Este hecho fue narrado en una crónica del rey Fernando que se encuentra en la Biblioteca Nacional. Posteriormente, en el año 1.254, Alfonso X, que visitó en dos ocasiones esta villa, extiende privilegio por el cual Santisteban pasa a ser aldea de Ñübeda. Mientras que Sancho IV, monarca decisivo para la historia de esta localidad, otorga, mediante Carta Foral, el privilegio de Villa a Santisteban del Puerto el 15 de Marzo de 1.285. Concesión que fue refrendada por su hijo el rey Fernando IV el 3 de Agosto de 1.295, al tiempo que la otorgó a la Orden de Calatrava.

Un hecho crucial en la historia de esta Villa fue su participación en la guerra de sucesión del reino entre Pedro I y Enrique II de Trastamara, a favor del primero. El triunfo definitivo de Enrique II en la batalla de Montiel el 14 de Marzo de 1.369 desencadenó la decisión de este de entregar Santisteban del Puerto en señorío a D. Men Rodríguez de Biedma, quien estuvo del lado del rey Enrique y como castigo por el apoyo de la Villa a Pedro I.

El Condado de Santisteban no es más que una consecuencia lógica de la importancia del señorío. Enrique IV lo concede a favor de Dia Sánchez de Benavides (primer conde de Santisteban) el 21 de septiembre de 1.473.

Con el décimo conde finaliza el Condado y comienza el ducado, siendo el primer duque D. Manuel de Benavides y Aragón, durante el reinado de Felipe V. Por tanto, la duración del Condado histórico es de 265 años.

El término municipal del Condado de Santisteban comprendía los actuales términos municipales de los municipios de Santisteban, Aldeaquemada, Castellar, Montizón, Navas de San Juan, parte de Arquillos y parte de Ibros. Produciéndose posteriormente la segregación de los mismos.